domingo, 3 de mayo de 2020

14 ANIVERSARIO DEL FALLECIMIENTO DE RUBEN LOPEZ CUETO

                                                       SIEMPRE EN NUESTRO RECUERDO RUBEN
 

     14 Años ya y parece que fué ayer el aciago día en que la fatalidad se llevó por delante a u no de los mejores. Por el medio el sinsentido de una tragedia y la amargura de una sentencia que, más allá de sus fundamentos jurídicos, dejó patente la total falta de consideración por parte de  los responsables de la Consejería competente hacia los Agentes del Medio Natural y los riesgos que asumen en la actividad que desarrollan y, sobremanera hacia las personas que visten ese uniforme.  

                       Y en este tiempo poco o nada ha cambiado en esa actitud oficial ignorante y despreocupada del bienestar y la seguridad de unos funcionarios comprometidos con su trabajo. Seguimos haciendo servicios en solitario, por pistas en mal estado, sin localizadores GPS, sin protocolos de comunicación durante la jornada y, como aquella triste noche, será unicamente nuestra familia la que comunique que no hemos llegado a casa a la hora acostumbrada tras el trabajo. 

       La trágica muerte de Rubén debería haber marcado un antes y un despues para los miembros de este colectivo de 6000 Agentes que cada día recorren nuestros montes y velan por su conservación en viejos vehículos, con aún más viejas rutinas y con jefes más preocupados por quedar bien con los responsables políticos que ocupados con atender las necesidades de sus subordinados. 

       Sin embargo poco o nada ha cambiado y resulta ciertamente desalentador comprobarlo un año más en este aniversario de Rubén. 
   
                       Pese al tiempo transcurrido seguimos recordando su excepcional humanidad, su carácter cercano y apacible y su incansable disposición para echar una mano donde hiciera falta, tanto en el ámbito personal como en el profesional donde su nivel de compromiso con el servicio público los 15 años que vistió con orgullo el uniforme de Agente del Medio Natural sigue siendo una referencia para todos nosotros. 

                      Este año se suma al homenaje y al recuerdo de Ruben la asociación AMINTA creada por Agentes de toda España para rendir tributo a la memoria de los compañeros fallecidos y ayudar a sus familias. Desde aquí nuestro reconocimiento y nuestro apoyo a esa fantástica iniciativa. 
                  
                        Nuestro cariño a Lolí, su esposa y a Manuel y a Claudia, sus hijos, que deben saber que su padre fué una persona excepcional y que pueden sentirse  muy orgullosos de él. 

                  Donde quiera que estés Rubén,seguimos echándote de menos.