lunes, 9 de diciembre de 2019

EL CONSEJERO DE DESARROLLO RURAL IGNORA LAS COMPETENCIAS DE SUS FUNCIONARIOS EN MATERIA DE DELITOS MEDIOAMBIENTALES

ATRIBUYE EN EXCLUSIVA A LA GUARDIA CIVIL COMPETENCIAS DE LOS AGENTES DEL MEDIO NATURAL DE SU CONSEJERIA


La razón de ser de la Administración del Principado de Asturias es la de prestar a los ciudadanos los servicios públicos de la mayor calidad de acuerdo con lo que el ordenamiento jurídico establece. En el caso de la Consejería de Desarrollo Rural, Agroganadería y Pesca dentro del ámbito de sus competencias: el medio rural y los recursos naturales .Para realizar esa tarea los funcionarios deben conocer las leyes que regulan su campo de actividad , especialmente, los cargos políticos que desempeñan los puestos de responsabilidad pues tienen una capacidad de tomar decisiones que afectan de forma importante a la sociedad. Ello garantiza que realicen su labor de gestión con conocimiento y preparación adecuada.

Por ello la comparecencia del pasado día 5 del Consejero de Desarrollo Rural, Agroganadería y Pesca D. Alejandro Calvo Rodríguez en la Junta General resulta un despropósito por cuanto pone de manifiesto el profundo desconocimiento de los cargos políticos sobre la materia de sus competencias. Más grave aún, si cabe, por cuanto tiene lugar en una sede institucional y respondiendo a preguntas de las que tiene conocimiento previo cuya respuesta ha tenido tiempo de preparar.

Sus manifestaciones acerca de la competencia de vigilancia de incendios y políticas de prevención en la que atribuye las mismas al SEPA, siendo un despropósito, cuadran perfectamente con la política desarrollada por la Consejería que regenta que es la que tiene dichas dichas competencias. Solo así puede entenderse la ausencia de fondos para tareas de prevención de incendios o para la realización de vigilancias preventivas. No se destinaba dinero al efecto porque no se consideraba una competencia propia. Lo que, ironias aparte, resulta penoso en una región en la que los incendios forestales son el primer factor de destrucción medioambiental. El sr Calvo ignora que la Consejería que dirige tiene de acuerdo con el Decreto 13/2019,  las competencias en  recursos forestales y de acuerdo con la vigente Ley de Montes (Art. 59) 1. “Corresponden a la Consejería competente en materia forestal la planificación, coordinación y ejecución de las medidas y acciones necesarias para la prevención contra los incendios forestales”.

Mucho más grave son sus palabras referidas a la competencia en investigación de delitos medioambientales respondiendo a una pregunta sobre la existencia de granjas cinegéticas en Asturias, en las que expresa literalmente que “los delitos contra el Medio Ambiente exceden de su competencia y que deben ser comunicados al SEPRONA de la Guardía Civil”, deconociendo que la Consejería que dirige hay 240 funcionarios, los  Agentes del Medio Natural,  que tienen la condición de Agentes de la Autoridad, Policía Administrativa especial y Policía Judicial Genérica en el ámbito medioambiental, tal como reconoce su estatuto jurídico y la Ley de Enjuiciamiento Criminal ratificada por normativas sectoriales (Ley de Montes) más actuales y que por tanto tienen competencias para la investigación de los delitos medioambienales y para comunicar tales hechos directamente a jueces  y fiscales, tal y como marca la ley.

Para quienes trabajamos prestando un servicio público a la ciudadanía resulta bochornoso que el máximo cargo político de nuestra consejería ignore nuestras competencias, funciones y en la práctica que ignore a nuestro colectivo más allá de referencias retóricas en discursos propagandísticos ( “vamos a potenciar la Guardería ...”) . Sus palabras son el colofón a décadas de gobiernos que se han limitado a vender el #ParaisoNatural y se han olvidado de protegerlo y conservarlo. Consecuentemente, de quienes tienen asignada esa tarea de protección: los Agentes del Medio Natural cuya función es custodiar y proteger los recursos naturales de una comunidad que es una referencia nacional y mundial en cuanto a biodiversidad, paisajes protegidos y riqueza faunística. Tarea que pese a las carencias organizativas, de equipamiento, formativas, pese a la falta de reconocimiento y respaldo por parte de los responsables políticos llevan a cabo con orgullo y profesionalidad.  

Todos podemos equivocarnos y si lo hacemos, reconocer nuestros errores nos hace siempre mejores. Desde AGUMNPA esperamos las disculpas públicas por parte del Consejero en lo referente a las funciones propias de los Agentes del Medio Natural, que son competentes en materia de delitos medioambientales e igualmente, en las tareas de vigilancia y prevención de incendios forestales. También esperamos ver plasmado con hechos esa "potenciación" de los Agentes del Medio Natural. De no hacerlo entenderemos que no está capacitado para el puesto que ocupa y que debería presentar su dimisión.