viernes, 22 de noviembre de 2019

EL NUEVO GOBIERNO IGNORA A LOS AGENTES DEL MEDIO NATURAL EN SUS PRIMERAS DECISIONES


NO SE CUENTA CON EL COLECTIVO EN TAREAS FUNDAMENTALES DE PROTECCIÓN MEDIOAMBIENTAL

                         

Varios hechos se han sucedido en las últimas semanas que afectan al colectivo de Agentes del Medio Natural y no para bien precisamente que pasamos a enumerar y analizar.

Recientemente han sido autorizadas batidas de jabalí en el refugio de Caza del Bajo Nalón-Narcea en las que se encarga la supervisión de las mismas al personal de Guardería del Coto de Caza colindante, no siendo la primera vez que así sucede sin establecer ningún tipo de protocolo de control por parte de los Agentes del Medio Natural pese a tratarse de una figura de protección contemplada por la legislación.
 
Por otro lado se autoriza la captura de salmones reproductores en el rio Nalón por parte de una sociedad de pescadores sin que se haya establecido supervisión alguna por parte de la Guardería del Medio Natural pese a afectar a una especie cuyas poblaciones están en constante declive desde hace ya varios años.

Se ofrece la  participación voluntaria de los AMN para la recogida de muestras de excrementos de oso o pelos de la misma especie en un trabajo que está desarrollando la Fundación Oso Pardo, sin que en ningún documento oficial quede constancia de su participación. Pese a tratarse de una especie emblemática que debería suponer un alto porcentaje del trabajo de los Agentes del Medio Natural. 

En la búsqueda de una persona extraviada en el Concejo de Tineo, y como resulta ya habitual lamentablemente, en el operativo de búsqueda no se contó con el personal de la Guardería del Medio Natural pese a tener un conocimiento exhaustivo del territorio superior a muchos de los colectivos que forman parte de estos operativos pese a lo cual se prescinde de su participación. 

En el plan INFOPA aprobado hace ya dos años se recoge la participación en el mismo a distintos niveles, (Grupo de Intervención, Grupo de Apoyo Técnico y Grupo de Orden)  pues bién, a día de hoy, ni siquiera está elaborado el operativo que determine las condiciones de integración de los Agentes en las vigilancias establecidas en dicho Plan ni parece que vaya a estarlo en breve. 

El esperado contrato de renting para poner al día el parque móvil utilizado por la Guardería del Medio Natural, a día de hoy en condiciones lamentables se queda desierto. 500.000 € que estaban presupuestados para ello y que, quien sabe, si se incorporaran a los nuevos presupuestos.

Podríamos poner más ejemplos, pero nos parecen suficientes para poner en evidencia el desinterés de este gobierno,, a todos los niveles por los Agentes del Medio Natural  Un colectivo que no parece despertar entusiasmo entre la clase política pero que es a quien la ley adjudica como tarea esencial velar por el cumplimiento de la ley en el ámbito medioambiental, además de colaborar en la gestión en su condición de Técnicos Auxiliares.

Hace unas semanas la portavoz del Gobierno la Sra. Melania Alvarez a una pregunta acerca de la publicación del informe anual de la Fiscalía de Medioambiente en el que por segunda vez criticaba la política del Gobierno en materia de investigación de incendios respondía que se “potenciaría” el papel de los Agentes del Medio Natural.

Recientemente el Consejero de Desarrollo Rural se expresaba en los mismos términos afirmando que “ reforzaremos la organización, estructura y medios de la Guardería” cuyo papel consideraba “esencial” pese a no desarrollar más en profundidad tal consideración. 

O sobran declaraciones o sobran hechos. Los Agentes del Medio Natural deberían de parte esencial de cualquier política de gestión medioambiental mínimamente sería en nuestra región. Prescindir de ellos, ningunearlos, privarlos de los medios, la formación y la organización necesarios para desarrollar su trabajo de protección de la naturaleza por parte de cualquier Gobierno, ya no decimos del Gobierno de una región privilegiada en recursos naturales y con la imagen de la que goza Asturias a nivel nacional e internacional es poner en peligro ese patrimonio y engañar a los ciudadanos. Las palabras parecen decir otra cosa los hechos coinciden con el peor escenario, es de desear que los responsables corrijan el rumbo.

Estamos empezando la legislatura no deberían demorar ese cambio más de lo necesario.