martes, 25 de abril de 2017

Condena a un ganadero de Caso por provocar un incendio forestal dentro del Parque Natural de Redes

Gracias una vez más al trabajo de las Bripas, cuyo futuro está en el aire.

Se acaba de hacer pública la sentencia por la que se condena a un ganadero de Caso por un delito de incendio forestal dentro del Parque Natural y Reserva de la Biosfera de Redes.

Uno de los incendios que afectó al P. Natural de Redes el pasado día 4. 
Tal y como recoge la sentencia, que todavía no es firme, el condenado incendió en otoño de 2013 una zona de alto valor ecológico “con el propósito de regenerar pasto” y afectando a una superficie superior a las 12 hectáreas. La sentencia condena a este ganadero a un año de prisión, al pago de una multa de 2.190 €, además de tener que sufragar los gastos de extinción que ascendieron a 29.113 € e indemnizar al al Principado de Asturias en 5.707 € por los daños medioambientales.

La investigación de este delito, fue llevada en exclusiva por los Agentes del Medio Natural de las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales del Principado de Asturias (BRIPAS), desarrollando tanto las labores de investigación técnica como policial, lo que demuestra una vez más los buenos resultados que están dando estos equipos de investigación, consiguiendo que muchos de los delitos por incendios forestales no queden impunes. Desde la creación de las BRIPAS ha habido más de 80 sentencias condenatorias fundamentadas en sus investigaciones. Es por eso que desde esta asociación profesional, reclamamos más apoyo por parte de la Consejería de Presidencia y Participación Ciudadana y rechazamos el plan del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias –SEPA- para desmantelarlas, algo incomprensible dados los buenos resultados hasta la fecha.


Tras la oleada de incendios vivida estos días en Asturias, las BRIPAS son fundamentales para intentar esclarecer la autoría de los incendios y poner a los responsables en manos de jueces y fiscales, por lo que cualquier actuación que menoscabe la capacidad investigadora de estas brigadas o que los encamine a trabajos distintos, repercutirá negativamente en la persecución de los estos delitos.

martes, 18 de abril de 2017

Réplica de Agumnpa a la prensa sobre la situación de las BRIPAS

En su edición del día 16 de Abril publican una información acerca de la supuesta "guerra" existente en las BRIPAS. Dado que se hace referencia en la misma a nuestra asociación quisiéramos al amparo del derecho de réplica hacer algunas consideraciones.

En el artículo se pone en boca de un "supuesto grupo de miembros de las Bripas" la opinión de que la pretensión de AGUMNPA (también se cita al sindicato USIPA) es "desligar al SEPA de la investigación de incendios que le corresponde por ley". Al respecto, hemos de decir que desde la creación de nuestra asociación, únicamente hemos exigido el cumplimiento estricto de la ley por parte  de los responsables de Bomberos (ahora SEPA) respecto a la condición de Agentes de la Autoridad y Policía Judicial Genérica de los Guardas del Medio Natural destinados en las BRIPAS, tal como recoge su estatuto jurídico, ratificada esta condición por un informe de los Servicios Jurídicos del Principado de Asturias, informe que ha sido ignorado sistemáticamente por la Gerencia de Bomberos y el Responsable de dichas BRIPAS.
De la vigente Ley de Enjuiciamiento Criminal emana la  condición de Policía Judicial Genérica de los Agentes del Medio Natural y su competencia para investigar delitos en materia medioambiental como serían los incendios intencionados tipificados en el código penal, competencia que no tiene, en ningún caso, el personal laboral del SEPA.
Se atribuyen a nuestra organización (y al sindicato USIPA) "motivos personales ajenos al buen funcionamiento de estos equipos". Nada más lejos de la realidad,  la posición de AGUMNPA en esta cuestión es defender el buen trabajo desarrollado todos estos años en los que el 90 % de las sentencias condenatorias en Asturias se han apoyado "exclusivamente" en el trabajo de los Agentes del Medio Natural de las BRIPAS, así como denunciar las injerencias y presiones que se reciben desde el SEPA tratando de condicionar estas investigaciones y privándoles de una uniformidad (que por norma les corresponde) que permita su fácil identificación por parte de la ciudadanía.
El modelo de equipos "mixtos" con el que se han establecido las BRIPAS, podría seguir funcionado si desde los responsables de Bomberos (ahora SEPA) se hubieran respetado desde el principio la condición de los Agentes del Medio Natural, algo que no ha sucedido, por lo que, a día de hoy, desde nuestra asociación reclamamos el establecimiento de equipos de investigación formados exclusivamente por Agentes del Medio Natural ajenos al SEPA, donde nunca estos funcionarios, y a los hechos nos remitimos, han sido respetados ni respaldados. Únicamente el apoyo de la Fiscalía de Medioambiente y el reconocimiento a nivel autonómico y nacional del rigor de sus investigaciones han sido las únicas satisfacciones derivadas del ejercicio de su actividad profesional durante estos 15 años.
En cuanto a la supuesta "exclusión" de los bomberos en las investigaciones de posibles delitos en materia de incendios forestales, no es una cuestión opinable, es la Ley la que determina quién debe realizar estas tareas, no existiendo margen alguno de interpretación  al respecto.
Apelamos al sentido de la responsabilidad del Sr. Consejero de Presidencia y Participación Ciudadana para:
·        Que respalde de forma pública, como hizo en Diciembre de 2015, el trabajo de  los Agentes del Medio Natural de las BRIPAS,  garantice las condiciones adecuadas de autonomía para su actividad profesional, e impida cualquier presión que pudiera ejercerse sobre los mismos en el ejercicio de sus competencias, en una materia tan sensible y de tanta trascendencia como es la investigación de incendios forestales.
·        Que en ningún caso se supriman las ocho plazas de Agentes del Medio Natural - Investigador de Incendios Forestales de las BRIPAS o se modifiquen para permitir el acceso a las mismas a personal ajeno a este colectivo.
De no ser así, nuestra asociación promoverá las actuaciones oportunas para asegurar los derechos que en su actividad profesional asisten a estos funcionarios, el mantenimiento de estas ocho plazas, incluidas las dos actualmente vacantes.

lunes, 10 de abril de 2017

En Peligro la Investigación de Incendios Forestales en Asturias

Desde AGUMNPA queremos hacer publica la grave situación que llevamos tiempo denunciando en la que se encuentran los Agentes del Medio Natural destinados en las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales del Principado de Asturias (BRIPAS) que dependen orgánicamente de la Consejería de Presidencia y Participación Ciudadana, pero funcionalmente del  ente público SEPA (Servicio de Emergencias del Principado de Asturias).



Estas brigadas, que fueron creadas en el año 2003 y posteriormente reorganizadas en el año 2009, las componen cuatro equipos cada uno de los cuales consta de dos Guardas del Medio Natural y un Bombero-Conductor. Desde esa reorganización se viene negando por parte del SEPA la condición de Agentes del Medio Natural, lo que lleva implícito negarles la condición de Agentes de la Autoridad y Policía Judicial, a la vez que se pretende dirigir las investigaciones únicamente a las causas técnicas de los incendios forestales.

Además, por parte del SEPA se está incumpliendo reiteradamente la normativa vigente de aplicación a las BRIPAS en lo referente a la coordinación con la Dirección General de Justicia e Interior así como en la dotación de los medios de uniformidad y acreditación legalmente establecidos, que permitan identificar correctamente a estos miembros como Agentes del Medio Natural y no como bomberos, que es lo que pasa actualmente. Este hecho supone una situación de indefensión ya no sólo para los agentes, sino para el ciudadano, que siendo objeto de una investigación ignora que la persona que se dirige a él es un Agente de la Autoridad con todas las prerrogativas legales pese a vestir un uniforme de Bombero.

La situación de malestar de estos funcionarios se concreta en una de las Brigadas con situaciones de acoso laboral, persecución, coacciones a la hora de investigar o el retraso en el envío de los atestados a la fiscalía por parte del SEPA, que han sido denunciadas a la Dirección General de Interior y donde estamos barajando ponerlo en conocimiento de la Fiscalía, todo por intentar realizar su trabajo de una forma profesional y en aras de mejorar la investigación de incendios forestales que permita identificar a los causantes de los mismos.

            En la línea de lo expuestos anteriormente, el SEPA ha presentado una propuesta al Consejero de Presidencia para que las BRIPAS pasen a depender tanto orgánica como funcionalmente del SEPA, un hecho que a la vista de los precedentes, hace pensar en un cambio de rumbo del trabajo realizado en los últimos 15 años en investigación de los incendios forestales en Asturias, ya que los responsable de este organismo han manifestado claramente que no hay intención ninguna de apostar por la investigación policial de estos delitos y pretenden limitar las investigaciones a la realización de informes técnicos de causalidad, ignorando las implicaciones penales de las acciones causantes de los incendios que como delitos tipificados, solo podrían ser investigados por los Agentes del Medio Natural en su condición de Policía Judicial Genérica en materia medioambiental.

Desde esta asociación profesional y con el fin de asegurar la continuidad del brillante trabajo realizado por las BRIPAS en la identificación de los causantes de los incendios forestales objeto de investigación, tal como reconoce en su memoria anual, año tras año, la Fiscalía de Medio Ambiente, pedimos al Consejero de Presidencia que los Agentes del Medio Natural destinados en las BRIPAS pasen a depender directamente de la Consejería de Presidencia con el fin de garantizar la independencia de su trabajo y la ausencia de injerencias en materia tan delicada como es la investigación de ilícitos penales que son la columna vertebral del trabajo desarrollado por estos Agentes.

De persistir la actual situación que consideramos inadmisible en un organismo público,  desde AGUMNPA ejerceremos cuantas acciones legales sean necesarias para evitar que funcionarios públicos con carácter de Agentes de la Autoridad y Policía Judicial continúen recibiendo presiones para el desempeño de su trabajo que no es otro que el de la estricta aplicación de la ley en el medio natural ante la mayor amenaza que este sufre, los incendios forestales provocados.


De llevarse a cabo la propuesta del SEPA, y ante el previsible cambio de rumbo de las investigaciones de las BRIPAS -cuyas investigaciones han fundamentado  85 sentencias condenatorias por incendio forestal desde su creación- junto con la reciente modificación de la Ley de Montes que suprime los acotamientos al pastoreo tras un incendios forestal, Asturias se convertiría en un paraíso para quienes destruyen nuestro patrimonio natural. No parece justificado limitar la capacidad de actuación de estas Brigadas en un asunto de tanta trascendencia y consideramos que, difícilmente la sociedad asturiana podrá admitir decisiones como las que se comentan que únicamente favorecen la impunidad de delincuentes medioambientales que año tras año queman nuestros montes.

NOTA DE PRENSA