lunes, 7 de noviembre de 2016

Nuevo ataque a un vehículo de los Agentes del Medio Natural



La introducción de un lobo decapitado dentro de un vehículo oficial de los Agentes del Medio Natural de la comarca del Sella aparcado frente al Centro de Precintaje del Portazgo, y el posterior rajado de las ruedas, es un ataque más a la ya larga serie de agresiones que vienen sufriendo los Agentes del Medio Natural, los funcionarios encargados de velar por el cumplimiento de la ley en el ámbito medioambiental en nuestra comunidad.


La quema de un vehículo en Quirós, el intento de atropello a un agente en Llanes y agresión a otros dos; daños en varios vehículos en Lena y Caso; intento de agresión a un Agente en Cangas del Narcea, agresiones y amenazas en Sobrescobio. Una larga lista que, de extremo a extremo de nuestra región, deja constancia, por un lado de la clase de personas a las que diariamente se enfrentan los Agentes del Medio Natural y por otro lado, la desprotección absoluta en la que desarrollan su trabajo (servicios en solitario, ausencia de aparcamientos adecuados para sus vehículos, carencia de medios de autoprotección, falta de geolocalización de los Agentes, no integración en el 112, etc).

Este último incidente, vinculado al controvertido tema del lobo, utilizanuevamente a los Agentes del Medio Natural como rehenes para mostrar un supuesto malestar ante cuestiones políticas que son ajenas a este colectivo. Malestar que parece fomentarse desde la propia Administración, dada la ausencia de manifestaciones públicas de la Autoridad responsable que, con contundencia, debería condenar sin paliativos este tipo de hechos lamentables (cazar un lobo es, hoy en día un una infracción muy grave a la ley de caza) y por otro lado, respalde con energía la labor de sus Agentes en la custodia y vigilancia de los recursos naturales.


Vehículo siniestrado en Quirós en marzo de 2015
Creemos que ya va siendo hora de que la Sra. Consejera comparezca públicamente para defender con rotundidad el trabajo de los Agentes del Medio Natural, antes de que, visto el curso que están tomando los últimos acontecimientos, haya que lamentar una desgracia personal. La falta de reconocimiento y respaldo a estos Agentes esta dejándoles a “los pies de los caballos”, como suele decirse, y su imagen se deteriora día tras día ante la ciudadanía a la que sirven. Además, es hora de que se afronten los cambios necesarios en la estructura y organización de este colectivo para que pueda desempeñar su principal labor, que no es otra que la protección de los recursos naturales.

Produce vergüenza ajena comprobar con que diligencia la Sr. Consejera acude a defender la buena imagen de cualquier colectivo que desarrolle su actividad en el medio rural, a poco que esta pueda verse afectada por algún acontecimiento, y de que modo abandona a los funcionarios de la Consejería a su suerte en una situación de indefensión que es consecuencia directa de su propia gestión. Tenemos muy claro que vivimos tiempos de presupuestos públicos ajustados, pero siempre aparecen fondos para cualquier actuación, incluso en espacios protegidos de nuestra región, pero nunca para mejorar los medios técnicos de los encargados de su custodia.

Queda muy bien hablar del Paraíso Natural que es nuestra región, pero cuando hay que trabajar para protegerlo de las acciones de indeseables, es necesario actuar con contundencia y respaldar la labor de los Agentes del Medio Natural frente a las agresiones que sufren de modo continuado. De no ser así, la Consejera será responsable, ya no sólo de la mala gestión en la vigilancia del medio natural, sino de futuras agresiones que pudieran sufrir estos Agentes.

Si no es capaz de hacerlo así, por el bien de la naturaleza asturiana y del futuro del colectivo de Agentes del Medio Natural, le pedimos que dimita y que deje su puesto a quien sea capaz de actuar con seriedad y responsabilidad en asuntos de tanta trascendencia para nuestra Comunidad. 

sábado, 5 de noviembre de 2016

Los Agentes del MN: un papel fundamental en las emergencias en el Medio Ambiente

Desde el pasado mes de septiembre se han producido en Asturias dos sucesos con final trágico, esto es la perdida o extravío de dos personas en el medio natural que, finalmente, tras ponerse en marcha operativos de búsqueda aparecieron, en ambos casos fallecidas. 
 
Pocas situaciones ponen más a prueba la capacidad de toda una sociedad para colaborar que la búsqueda “contra-reloj” de una persona perdida en la naturaleza. Es necesario olvidar personalismos, corporativismos y todos los "ismos" que se nos ocurran para que los distintos cuerpos especializados, bomberos, sanitarios, Protección Civil, CCFFSSEE,..., habida cuenta de que los Agentes del Medio Natural no están integrados en el operativo, trabajen codo con codo con el objetivo de salvar una vida humana. 

Lo que no es admisible, en ningún caso, es que no se pongan todos los medios posibles desde el primer momento, como parece ser que sucedió en Somiedo para evitar un desenlace trágico. Que algunos pretendan “chupar más cámara” que otros, cuando es una vida humana la que está en juego resulta inmoral e inaceptable. 

Desde la creación de AGUMNPA hemos venido reclamando la integración de la Guardería del Medio Natural en los protocolos del 112 para colaborar en los operativos que se desarrollan en la Naturaleza en el Principado con un argumento irrebatible, los Agentes del Medio Natural recorren diariamente en el desarrollo de su actividad nuestro territorio y por este conocimiento deberían constituir una herramienta esencial en operativos de búsqueda de personas. 


Vega de Camayor (Somiedo) donde se extravió el excursionista
En el dispositivo puesto en marcha para buscar a un excursionista perdido en Somiedo, las indicaciones de un Agente del Medio Natural de la dotación del Parque Natural que se incorporó a la búsqueda sin formar parte del operativo y sin existir protocolo alguno de colaboración, permitieron localizar el cuerpo del senderista extraviado, cuando, lamentablemente ya era demasiado tarde. A pesar de todo, sigue sin contarse con un cuerpo que conoce cada sendero de su zona de trabajo y que debería ser fundamental en este tipo de situaciones. 

Sin embargo el afán de protagonismo de algunos organismos, o el ensimismamiento de alguna institución parece impedir que se cuente con estos profesionales desde el primer momento en este tipo de emergencias. 

Actitudes estas totalmente injustificadas que resultan grotescas cuando a la hora de difundir en los medios lo sucedido, desde algunas fuentes oficiales se obvie la participación del resto de medios y únicamente se haga referencia a los perros participantes en el operativo:

Algo estamos haciendo mal con estas cuestiones y el anciano fallecido la pasada semana en Cabrales debería ser la última persona a la que se buscara sin contar con todos los medios humanos disponibles incluyendo a los Agentes del Medio Natural.

Desde nuestra Asociación queremos hacer un llamamiento (y lo reclamaremos de forma oficial) a los responsables de los Servicios de Emergencias para que inicien de inmediato los contactos para que así sea en el plazo más breve posible.