martes, 24 de mayo de 2016

Actuación de los Agentes del Medio Natural contra el furtivismo en Lena

La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales ha abierto expediente sancionador a tres vecinos del Concejo de Lena por cazar sin permiso en terrenos cinegéticos de régimen especial.

Los hechos se produjeron en distintas fechas del año 2015 y principios del 2016, como resultado de un operativo llevado a cabo por los Agentes del Medio Natural del Principado de Asturias con el fin de detectar acciones furtivas en un determinado área del Concejo.


Debido a que la zona de campeo de los furtivos estaba muy cercana al pueblo del que partían, que hacía difícil establecer operativos de vigilancia si ser detectados; y por la difícil orografía y densa vegetación, se procedió a la colocación de 2 cámaras en los montes públicos de la zona, que captaron la presencia de cazadores armados con perros y cubiertos con pasamontañas – casi siempre en solitario –  y en distintas fechas.

El trabajo de investigación permitió identificar a tres personas con armas y perros tirando de un jabalí muerto, por lo que los Agentes del Medio Natural procedieron a formular las pertinentes denuncias por la comisión de una falta muy grave a la Ley de caza de Asturias. Además, una de estas personas fue denunciada por la comisión de varias infracciones más a la Ley de Caza, al aparecer en diferentes días y horas portando un arma de fuego y siempre sin permiso.

La reiteración de estas acciones, la aparición de furtivos encapuchados – con el consiguiente riesgo para la seguridad de los Agentes del Medio Natural que operan por la zona –, además de que los hechos en su mayoría quedaban registrados en las proximidades del pueblo, con riesgo añadido las personas que transitaban por la zona obligó a poner estos hechos en conocimiento de la Fiscalía de Medio Ambiente de Asturias.


La última de las actuaciones, fruto del trabajo conjunto entre los Agentes del Medio Natural y El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), permitió la interceptación de uno de los furtivos, que fue denunciado por la comisión de un delito del Código Penal contra la fauna y otro por tenencia ilícita de armas.

Desde AGUMNPA queremos también poner de manifiesto la indefensión que sufren los Agentes del Medio Natural ante este tipo de situaciones, enfrentándose con cazadores furtivos armados y encapuchados, sin ningún medio de autoprotección o defensa y actuando siempre “a pecho descubierto”. Por ello, consideramos fundamental analizar los riesgos de estos funcionarios y adoptar las medidas y medios necesarios para evitar que en el futuro puedan sufrir algún tipo de agresión o ataque. Del mismo modo, consideramos imprescindible establecer el trabajo en parejas como mejor forma para minimizar los riesgos en el trabajo diario.