lunes, 26 de octubre de 2015

Acotados, una medida fundamental para preservar el suelo de nuestros montes

Incendio en Ribadesella en Enero 2014. 200 has quemadas.
En las últimas fechas se han producido contactos entre ganaderos del Oriente de Asturias y grupos políticos acerca del supuesto “problema de los acotamientos” que afecta a los ganaderos extensivos y que, según sus propias palabras, perjudica gravemente su actividad.

 AGUMNPA , desde su creación, se posicionó claramente exigiendo de la Administración regional que se aplicara la normativa contra incendios (Artículo 66 Ley de Montes del Principado) en lo referente a los acotamientos al pastoreo por incendios y, a fecha de hoy, hemos de reconocer el trabajo desarrollado por la Consejería en este sentido.

La citada Ley determina que los aprovechamientos de pastos deben realizarse: “con el debido cuidado paro no dañar el medio forestal o la capa vegetal ni degradar el suelo” y eso es lo que pretenden los acotamientos, preservar el suelo de nuestros montes evitando que la presencia del ganado en las zonas quemadas aumente los daños producidos por la erosión, especialmente en los terrenos pendientes, que son los habitualmente afectados por el fuego.

A nuestro juicio no existe el “problema de los acotamientos” dado que los mismos no se establecen por capricho, si no por mandato legal cuando se han producido incendios que han afectado gravemente el terreno. Y es contra los incendios, contra sus causantes y contra sus consecuencias contra quien se actúa desde la Administración Forestal en este aspecto.

Por lo que respecta a los Agentes del Medio Natural, en este terreno, su trabajo no es otro que tratar de disuadir o identificar a quienes causan incendios, comunicar su existencia, colaborar en su extinción y velar las disposiciones posteriores que busquen facilitar la regeneración de la cubierta vegetal, verdadera garantía de conservación de nuestros montes como son los acotamientos al pastoreo.

Reclamamos responsabilidad a los partidos políticos para que vean la necesidad de combatir los incendios forestales como el mayor problema medioambiental de nuestra comunidad, que año tras año, destruyen nuestro patrimonio natural. y no como se pretende, hacer de los mismos una práctica ganadera que a día de hoy debería estar totalmente erradicada.

lunes, 19 de octubre de 2015

Agentes del Medio Natural colaboran en la recuperación de los restos de un lince boreal

Los restos han sido datados recientemente entre el año 87 y 311 DC.
El 15 de septiembre de 2012, personal investigador del Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio de la Universidad de Oviedo (INDUROT) y el Departamento de Geología (área de Paleontología) de la Universidad de Oviedo, con la ayuda de cinco miembros del Colectivo Asturiano de Espeleólogos y en compañía de un Agente del Medio Natural de la Dirección General de Recursos Naturales, procedieron a recuperar el esqueleto completo de un lince que se hallaba en el interior de una sima en el Parque Natural de las Ubiñas – la Mesa.
Los restos de este ejemplar habían sido descubiertos el 16 de agosto de 2010 por medio de un espeleólogo que, al publicar su hallazgo en un foro, facilitó que llegase a conocimiento de investigadores del Departamento de Geología de la Universidad de Oviedo, que inmediatamente pusieron en marcha el procedimiento más adecuado para conseguir la recuperación de los restos.
La obtención de los permisos administrativos necesarios, la necesaria coordinación para conseguir la plena disponibilidad de todos los expertos que iban a participar en el rescate y la elevada altitud de la sima donde se encontraban los restos, que impedía el acceso en época de nevadas, provocó que la operación se retrasara hasta el 15 de septiembre de 2012.
Tres años después se ha emitido al fin el informe de datación y examen morfológico del ejemplar, demostrando que se trata de un lince boreal adulto (Lynx lynx) de gran tamaño, muy cerca del límite superior de los ejemplares de esta especie. Los restos se encontraban en un excelente estado de conservación, lo que permitió comprobar que el animal murió a consecuencia de la caída en la sima, ya que presentaba fracturas limpias en el cráneo y en el húmero izquierdo, sin fusión posterior, lo que indica que, casi con seguridad, se produjeron justo tras la caída.
La datación del ejemplar es de 1751,5±112,5 cal. BP (before present, establecido convencionalmente en 1950), de manera que son mucho más antiguos de lo que hacía pensar inicialmente el aspecto de sus huesos. De ello se infiere que pudo haber vivido entre el año 87 después de Cristo usando el rango inferior (- 112,5) y el año 311 usando el rango superior (+ 112,5)
Este es un hallazgo de gran importancia por ser muy escasos los restos de lince encontrados en Asturias (de hecho este es el segundo, tras un cráneo encontrado en la Sierra del Sueve y datado en más de 6.000 años de antigüedad), y que viene a apoyar los registros hallados en País Vasco y Cantabria que demuestran que en las montañas de la Cordillera cantábrica únicamente hubo lince boreal, mientras que el ibérico permaneció confinado a las zonas de ambiente más mediterráneo de la Península.

lunes, 12 de octubre de 2015

Importante actuación de los Agentes del Medio Natural de Lena en materia de captura y tenencia ilegal de fringílidos.

El presunto infractor mantenía en cautividad 78 ejemplares.

Dos Agentes del Medio Natural adscritos a la Dirección General de Recursos Naturales, en colaboración con un agente del SEPRONA,  procedieron a identificar el pasado 24 de septiembre a un vecino de Mieres que mantenía numerosos fringílidos en cautividad, probablemente con fines de venta. 

Habiendo recibido la información por parte de otro Agente del Medio Natural adscrito a la Dirección general de Montes, procedieron previamente a la inspección de las numerosas huertas y fincas de la zona, hasta encontrar una en la que se mantenían recluidos en jaulas  63 jilgueros, 6 pardillos, 4 verdecillos y 5 camachuelos comunes, especie esta última incluida en el LERPE (listado de especies en régimen de protección especial).


Durante la inspección de la finca, se encontró también el sistema empleado para la captura de los pájaros, consistente en la colocación de 3 redes de forma vertical y sujetas a barras de hierro, un señuelo consistente en un hierro clavado en el suelo, con un palo acoplado al mismo a modo de balancín a cuyo extremo permanecía atado un jilguero que actuaba como reclamo y tres palos impregnados de pegamento (liga) en un pequeño frutal situado al lado del señuelo. 
Balancín con un jilguero como reclamo

Por todo ello se procedió a denunciar al individuo por una presunta infracción a la Ley 42/2007 de 13 de diciembre de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, y en su caso, por la presunta comisión de un delito del Código penal, por el empleo de artes expresamente prohibidas para la captura de fringílidos y por la posesión no autorizada de especies incluidas en el LERPE (listado de especies en régimen de protección especial).