jueves, 17 de septiembre de 2015

Los "jardineros del paisaje" siguen trabajando, nosotros también.

La BRIPA investiga un incendio en una zona de alto valor ecológico de Lena


Según fuentes de las Brigadas de Investigación de Incendios (BRIPAS) el incendio producido a finales del mes de Agosto en un valle próximo al túnel del Negrón  que separa Asturias de León, en pleno Parque Natural de Las Ubiñas /La Mesa, una zona reconocida también como Reserva de la Biosfera, se originó de forma intencionada en numerosos puntos.

Hay que recordar que las condiciones eran de riesgo elevado de incendio en esas fechas en esa zona, circunstancias que no arredraron al autor, sin duda algún “jardinero del paisaje” en plena campaña, tratando de convencerse a sí mismo de ser el mayor defensor de la naturaleza. 


El fuego, afectó a más de 23 hectáreas de una zona de alto valor ecológico por formar parte de un área trascendental para la conservación del Oso Pardo Cantábrico, donde la conexión entre las poblaciones occidental y oriental se ve seriamente afectada por las vías de comunicación con la Meseta, por lo que estos plantígrados deben utilizar estos parajes para sus desplazamientos.

Como puede observarse en la fotografía, se está produciendo una importante regeneración natural y abedules, hayas, serbales…etc, están volviendo a cubrir las laderas que un día dominaron. Un terreno que, tras generaciones de aprovechamiento intensivo vuelve, poco a poco a su estado natural sin intervención humana alguna.

La naturaleza realiza por sí sola una labor sin que sea preciso realizar elevadas inversiones en plantaciones de dudoso resultado para recuperar zonas degradadas. Tan solo hace falta no interferir en ese proceso, el propio monte se recupera si se le permite. 

Esperemos que la Dirección General de Política Forestal, continúe con su acertada disposición a promover el acotamiento al pastoreo del terreno quemado  durante varios años, para evitar una mayor degradación del mismo y favorecer su regeneración.