jueves, 31 de diciembre de 2015

Los incendios forestales a examen


Reflexiones en los medios de comunicación

Tras la oleada de incendios que asolaron nuestra región las últimas semanas toca hacer balance e intentar aproximarnos a la cual es la problemática subyacente, mientras los agentes de las Brigadas de Investigación (BRIPAS) continúan desarrollando su trabajo para establecer el origen de los mismos sea accidental o intencionado y, en este caso poner en manos de la Fiscalía, como Policía Judicial en el ámbito medioambiental, las posibles pruebas o indicios que hayan podido encontrar o establecer para fundamentar la acusación contra el supuesto responsable. 

Partes interesadas apuntan a la excesiva carga de combustible del monte, otros se apoyan en las condiciones meteorológicas tan desfavorables,... pero lo que está claro es que sin un factor humano desencadenante no estaríamos ante este panorama. 

Para que no perdamos el Norte, podemos echar un vistazo a las motivaciones encontradas por las Bripas en los más de 1.000 incendios intencionados investigados entre 2002 y 2012 y que no serán muy diferentes a las de los pasados días. 

 Esto me suena: Los incendios forestales en Asturias a examenDe esas mismas motivaciones son las que habla el presidente de nuestra Asociación a los medios de comunicación cuando estos nos preguntan perplejos qué es lo que ha pasado en Asturias. Aquí os dejamos unas interesantes reflexiones que dejó Manuel Fernández en la entrevista que le hicieron en el programa de RNE "Las Tardes del Ciudadano García: los incendios forestales en Asturias a examen" el pasado 30 de diciembre.  

La prensa escrita también recogió nuestro sentir, y en el diario El Comercio, se puso el foco en la responsabilidad que ha tenido la Administración en la gestión del problema desde la perspectiva de  la movilización de los Agentes del Medio Natural de cara a mitigar el efecto de los incendios. 

Puedes ver la entrevista completa aquí.

martes, 29 de diciembre de 2015

Nueva agresión a un Agente del Medio Natural

La pasada semana, en plena ola de incendios forestales, un Agente del Medio Natural en acto de servicio resultó agredido en el concejo de Sobrescobio cuando acudía a apagar un incendio en una zona situada entre los pueblos de Soto de Agues y Villamorey.

El agresor se abalanzó sin mediar palabra sobre el Agente cuando este llegó al lugar del incendio, causándole lesiones en el cuello y muslo.  Tras lograr repeler la agresión y después de 20 minutos de discusión, el Agente del Medio Natural,  junto con un bombero, se dirigieron hacia la zona del incendio para intentar extinguirlo, casualmente entrando por una finca propiedad del agresor, momento en el que volvieron a sufrir otro intento de ataque por la misma persona, acometiéndolos esta vez con una pala de dientes y profiriendo amenazas de muerte. 

El agresor, un vecino de la localidad de Villamorey, fue denunciado  por la posible comisión de un delito de atentado contra agente de la autoridad,  castigado con penas de hasta 4 años de cárcel.

Esta es la tercera agresión o intento de agresión que sufren los Agentes del Medio Natural desde el pasado verano, unido a la quema de un vehículo en Quirós o el pinchazo de más de 20 ruedas en Lena.

Desde AGUMNPA ya se puso de manifiesto la necesidad de dotar a los Agentes del Medio Natural de mecanismos y medios que permitan protegerse de este tipo de agresiones, así como la obligatoriedad de realizar los servicios en parejas. Hay que destacar que desempeñamos un trabajo de policía medioambiental en sitios aislados, en solitario y muchas veces ante la presencia de furtivos o personas armadas y que carecemos de cualquier medio de protección. Por eso, queremos denunciar este tipo de agresiones e instar a la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales a adoptar las medidas necesarias para proteger y salvaguardar la integridad física de sus trabajadores.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Condolencias


Desde AGUMNPA queremos transmitir nuestra condolencia a los familiares, compañeros de trabajo y amigos del piloto de helicóptero fallecido mientras trataba de sofocar un incendio forestal en el Concejo de Parres. 

Alguien que, como él, se jugó la vida tantas veces en tantos rincones de Asturias luchando por proteger nuestros montes se merece todo nuestro reconocimiento y agradecimiento de todos los asturianos. 

Descanse en paz.

martes, 22 de diciembre de 2015

Comunicado de la Asociación en relación a los incendios de las últimas fechas.

En relación a la oleada de incendios que han afectado a nuestra región el pasado fin de semana desde nuestra asociación queremos trasladar a la opinión pública una serie de consideraciones.

En primer lugar deseamos mostrar nuestra solidaridad con las personas, comunidades vecinales, ayuntamientos cuyos montes o propiedades se han visto afectados por el fuego así como a cuantos se hayan visto perjudicados de una u otra forma por los incendios y sin duda, lamentar el ingente daño producido al patrimonio natural asturiano.

Así mismo queremos expresar nuestro reconocimiento al personal que en las últimas horas ha colaborado en la lucha contra el fuego: bomberos, empresas forestales, brigadas del Ministerio, CCFFSS, personal del ejército voluntarios y especialmente miembros de la Guardería del Medio Natural que desde la activación del nivel 1 del INFOPA se encuentran en el monte en comunicación permanente con el 112.

Queremos transmitir igualmente, nuestro malestar ante las declaraciones públicas realizadas por el sr. Presidente D. Javier Fernández en las que, a la hora de agradecer el trabajo del personal que trabaja en los incendio no cita a los Agentes del Medio Natural, la policía medioambiental de la administración que preside. Hemos de decir que el trabajo de los Agentes del Medio Natural resulta esencial , más aún en horas nocturnas, en la detección de incendios, valoración de la gravedad de los mismos, orientación y coordinación en los desplazamientos por el medio forestal del personal de intervención y asesoramiento en las tareas de extinción.

Tampoco hace referencia alguna el sr. Presidente a la competencia específica por ley de los Agentes del Medio Natural en la investigación del origen de los incendios forestales cuando estos son resultado de una acción intencionada por su condición de policía judicial en materia de delitos ambientales.


En cuanto a la situación que se ha producido hemos de afirmar que no es nueva ni mucho menos insólita. Resulta en cambio, habitual cada vez que se dan las condiciones meteorológicas y de la vegetación adecuadas: época invernal, varios días sin lluvia y fuertes vientos del S por lo que resultaría factible prevenir dicha situación o, al menos su intensidad.

Sin embargo no se ha optado desarrollar políticas enfocadas a la prevención de incendios forestales, desarrollando la legislación existente, ordenando adecuadamente los montes y estableciendo infraestructuras que permitan su defensa.

Tampoco se han reforzado las funciones de policía que desarrollan los Agentes del Medio Natural estableciendo operativos de vigilancia y que cumplen una doble función, por un lado disuasoria entre quienes pretenden provocar los incendios y, por otro lado identificando, en su condición de Agentes de la Autoridad y Policía Judicial, a los causantes de los mismos. Se ha optado, en cambio, por una política enfocada únicamente a la extinción con una importante inversión en personal y en medios que, en la práctica, resultan sobrepasados en situaciones como la actual, teniendo que recurrir a medios estatales para la extinción o confiar en una evolución meteorológica favorable para controlar la situación lo cual resulta, ciertamente, preocupante.

Desde nuestra asociación hemos trasladado repetidamente a los responsables peticiones para que se establezcan operativos adecuados por parte de la Guardería del Medio Natural que cubran todo el territorio 24 h, al menos en las épocas de mayor riesgo. Igualmente se han trasladado propuestas de modificación del Plan de Emergencias por Incendio Forestal (INFOPA ) que establezcan dichos operativos en el nivel 0 del plan permitiendo anticiparse a la situación extrema de riesgo en la que eleva el nivel. En ambos casos la respuesta ha sido siempre la misma: no hay presupuesto para ello o, lo que es peor, no hay voluntad política de que lo haya.

En AGUMNPA consideramos que es necesaria una nueva estrategia de lucha contra los incendios basada en actuaciones preventivas que, al mismo tiempo resultan generadoras de empleo y proporcionan valor añadido a los montes. Asimismo creemos es necesario redefinir el papel de la Guardería del Medio Natural en la protección de la naturaleza, concretamente en la lucha contra los incendios, superando modelos agotados de gestión y priorizando el trabajo de los Agentes en tareas verdaderamente efectivas de vigilancia en el monte que eviten que se repitan hechos como los que nos ocupan.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Los Agentes del Medio Natural asturiano protagonistas de un reportaje de la revista Ronda Iberia

Los Agentes asturianos de nuevo en prensa tras haber aparecido en la revista Integral de marzo.

Nuevamente, la prensa escrita se ha fijado en el trabajo de nuestro colectivo para realizar un recorrido por la Reserva Natural Integral de Muniellos, el mayor robledal de España. 

Y decimos nuevamente, porque el pasado mes de marzo, otra revista de tirada nacional, la revista Integral, dedicó un extenso reportaje elaborado por Agumnpa, en aquella ocasión con motivo de las movilizaciones contra la modificación de Ley de Montes. Si te lo perdiste, puedes volver a verlo aquí.



En esta ocasión, bajo el epígrafe "Los Guardianes del Bosque", el número de noviembre de la revista Ronda Iberia que se reparte en los vuelos de la compañía por medio Mundo, realiza un recorrido el bosque de Muniellos y su riqueza utilizando como hilo conductor el trabajo de tres tres Agentes del Medio Natural, Fernando Rodríguez, Magdalena Ibáñez y Miguel Fernández.  

Verdaderos Guardianes del Bosque, de una mancha forestal en la que habitan osos, urogallos y lobos sin a penas percibir la presencia humana, ya que al día solo pueden acceder 20 personas a este espacio tan singular.

Puedes consultar aquí el reportaje completo en PDF.

martes, 3 de noviembre de 2015

El Fiscal de Medio Ambiente vuelve a destacar la labor de las BRIPAS en su Memoria Anual 2014

Durante el pasado 2014, se celebraron 16 juicios por delito de incendio forestal, todos ellas condenatorios.

Memoria Fiscal 2015 Asturias
En la última Memoria Fiscal 2015 publicada hace escasas fechas referente al ejercicio 2014, el Fiscal Delegado de Medio Ambiente D. Alejandro Cabaleiro Armesto, haciendo balance de la campaña, destaca el aumento en el número de diligencias instruidas, fundamentalmente las de incendios forestales, que pasaron de 31 a 66. Desde el punto de vista de las denuncias interpuestas por estos casos, se mantienen constantes pues en el año 2013 fueron del 32%, en tanto en el presente fueron del 40%.

Mención especial ha de hacerse al párrafo donde destaca la labor de las Bripas

Sin duda alguna, la labor de las BRIPAS caracteriza la instrucción de estas causas, así como posibilita que, tras la correspondiente labor instructora, muchas puedan concluir con la pertinente denuncia. Y ello debido no solo a que en sus informes se constata la causa del incendio, sino fundamentalmente debido a que, gracias a su reconocimiento como policía judicial, realizan una imprescindible labor de investigación sobre el campo en orden a determinar su autoría. La reorganización del servicio operada el año 2013 no ha supuesto una merma en la labor de las BRIPAS, pudiendo seguir destacándose que “el alto grado de logros alcanzado en la investigación de las causas y autorías de estos ilícitos guarda una conexión directa y primordial con el gran trabajo desarrollado por las mismas, al determinar no únicamente la causa probable, lo que únicamente tendría una importancia estadística, sino que, dado su carácter de policía judicial, también determinan la posible autoría, aspecto éste de crucial importancia para la instrucción y represión penal de la conducta, con el consiguiente beneficio desde la perspectiva, tanto de la previsión especial, cuanto general".

En dicha memoria, también se hace mención a las labores de prevención relacionadas con la detección y erradicación de vertederos en el monte susceptibles de originar incendios forestales:

En el transcurso de 2014, los mencionados agentes, junto con algunas asociaciones ecologistas, han comunicado a la Fiscalía la existencia de diversos vertederos ilegales, dando lugar a 28 expedientes de riesgo de incendio forestal por vertederos, 17 de los cuales fueron incoados en base a informes de las BRIPAS, 2 del SEPRONA, 1 de la Guardería del Medio Natural y los restantes a instancias de las asociaciones ecologistas, de entre las cuales ha de destacarse a la Coordinadora Ecologista de Asturias por su labor de detección.

Como demuestran estos datos, la labor de los Agentes del Medio Natural en la protección de la naturaleza y en la investigación y persecución de delitos medioambientales es fundamental, por tanto, debemos exigir a las Administraciones máximo apoyo para que doten a los Agentes de cuantos medios materiales, humanos y formativos sean necesarios para desempeñar esta importantísima labor.

lunes, 26 de octubre de 2015

Acotados, una medida fundamental para preservar el suelo de nuestros montes

Incendio en Ribadesella en Enero 2014. 200 has quemadas.
En las últimas fechas se han producido contactos entre ganaderos del Oriente de Asturias y grupos políticos acerca del supuesto “problema de los acotamientos” que afecta a los ganaderos extensivos y que, según sus propias palabras, perjudica gravemente su actividad.

 AGUMNPA , desde su creación, se posicionó claramente exigiendo de la Administración regional que se aplicara la normativa contra incendios (Artículo 66 Ley de Montes del Principado) en lo referente a los acotamientos al pastoreo por incendios y, a fecha de hoy, hemos de reconocer el trabajo desarrollado por la Consejería en este sentido.

La citada Ley determina que los aprovechamientos de pastos deben realizarse: “con el debido cuidado paro no dañar el medio forestal o la capa vegetal ni degradar el suelo” y eso es lo que pretenden los acotamientos, preservar el suelo de nuestros montes evitando que la presencia del ganado en las zonas quemadas aumente los daños producidos por la erosión, especialmente en los terrenos pendientes, que son los habitualmente afectados por el fuego.

A nuestro juicio no existe el “problema de los acotamientos” dado que los mismos no se establecen por capricho, si no por mandato legal cuando se han producido incendios que han afectado gravemente el terreno. Y es contra los incendios, contra sus causantes y contra sus consecuencias contra quien se actúa desde la Administración Forestal en este aspecto.

Por lo que respecta a los Agentes del Medio Natural, en este terreno, su trabajo no es otro que tratar de disuadir o identificar a quienes causan incendios, comunicar su existencia, colaborar en su extinción y velar las disposiciones posteriores que busquen facilitar la regeneración de la cubierta vegetal, verdadera garantía de conservación de nuestros montes como son los acotamientos al pastoreo.

Reclamamos responsabilidad a los partidos políticos para que vean la necesidad de combatir los incendios forestales como el mayor problema medioambiental de nuestra comunidad, que año tras año, destruyen nuestro patrimonio natural. y no como se pretende, hacer de los mismos una práctica ganadera que a día de hoy debería estar totalmente erradicada.

lunes, 19 de octubre de 2015

Agentes del Medio Natural colaboran en la recuperación de los restos de un lince boreal

Los restos han sido datados recientemente entre el año 87 y 311 DC.
El 15 de septiembre de 2012, personal investigador del Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio de la Universidad de Oviedo (INDUROT) y el Departamento de Geología (área de Paleontología) de la Universidad de Oviedo, con la ayuda de cinco miembros del Colectivo Asturiano de Espeleólogos y en compañía de un Agente del Medio Natural de la Dirección General de Recursos Naturales, procedieron a recuperar el esqueleto completo de un lince que se hallaba en el interior de una sima en el Parque Natural de las Ubiñas – la Mesa.
Los restos de este ejemplar habían sido descubiertos el 16 de agosto de 2010 por medio de un espeleólogo que, al publicar su hallazgo en un foro, facilitó que llegase a conocimiento de investigadores del Departamento de Geología de la Universidad de Oviedo, que inmediatamente pusieron en marcha el procedimiento más adecuado para conseguir la recuperación de los restos.
La obtención de los permisos administrativos necesarios, la necesaria coordinación para conseguir la plena disponibilidad de todos los expertos que iban a participar en el rescate y la elevada altitud de la sima donde se encontraban los restos, que impedía el acceso en época de nevadas, provocó que la operación se retrasara hasta el 15 de septiembre de 2012.
Tres años después se ha emitido al fin el informe de datación y examen morfológico del ejemplar, demostrando que se trata de un lince boreal adulto (Lynx lynx) de gran tamaño, muy cerca del límite superior de los ejemplares de esta especie. Los restos se encontraban en un excelente estado de conservación, lo que permitió comprobar que el animal murió a consecuencia de la caída en la sima, ya que presentaba fracturas limpias en el cráneo y en el húmero izquierdo, sin fusión posterior, lo que indica que, casi con seguridad, se produjeron justo tras la caída.
La datación del ejemplar es de 1751,5±112,5 cal. BP (before present, establecido convencionalmente en 1950), de manera que son mucho más antiguos de lo que hacía pensar inicialmente el aspecto de sus huesos. De ello se infiere que pudo haber vivido entre el año 87 después de Cristo usando el rango inferior (- 112,5) y el año 311 usando el rango superior (+ 112,5)
Este es un hallazgo de gran importancia por ser muy escasos los restos de lince encontrados en Asturias (de hecho este es el segundo, tras un cráneo encontrado en la Sierra del Sueve y datado en más de 6.000 años de antigüedad), y que viene a apoyar los registros hallados en País Vasco y Cantabria que demuestran que en las montañas de la Cordillera cantábrica únicamente hubo lince boreal, mientras que el ibérico permaneció confinado a las zonas de ambiente más mediterráneo de la Península.

lunes, 12 de octubre de 2015

Importante actuación de los Agentes del Medio Natural de Lena en materia de captura y tenencia ilegal de fringílidos.

El presunto infractor mantenía en cautividad 78 ejemplares.

Dos Agentes del Medio Natural adscritos a la Dirección General de Recursos Naturales, en colaboración con un agente del SEPRONA,  procedieron a identificar el pasado 24 de septiembre a un vecino de Mieres que mantenía numerosos fringílidos en cautividad, probablemente con fines de venta. 

Habiendo recibido la información por parte de otro Agente del Medio Natural adscrito a la Dirección general de Montes, procedieron previamente a la inspección de las numerosas huertas y fincas de la zona, hasta encontrar una en la que se mantenían recluidos en jaulas  63 jilgueros, 6 pardillos, 4 verdecillos y 5 camachuelos comunes, especie esta última incluida en el LERPE (listado de especies en régimen de protección especial).


Durante la inspección de la finca, se encontró también el sistema empleado para la captura de los pájaros, consistente en la colocación de 3 redes de forma vertical y sujetas a barras de hierro, un señuelo consistente en un hierro clavado en el suelo, con un palo acoplado al mismo a modo de balancín a cuyo extremo permanecía atado un jilguero que actuaba como reclamo y tres palos impregnados de pegamento (liga) en un pequeño frutal situado al lado del señuelo. 
Balancín con un jilguero como reclamo

Por todo ello se procedió a denunciar al individuo por una presunta infracción a la Ley 42/2007 de 13 de diciembre de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, y en su caso, por la presunta comisión de un delito del Código penal, por el empleo de artes expresamente prohibidas para la captura de fringílidos y por la posesión no autorizada de especies incluidas en el LERPE (listado de especies en régimen de protección especial).

jueves, 17 de septiembre de 2015

Los "jardineros del paisaje" siguen trabajando, nosotros también.

La BRIPA investiga un incendio en una zona de alto valor ecológico de Lena


Según fuentes de las Brigadas de Investigación de Incendios (BRIPAS) el incendio producido a finales del mes de Agosto en un valle próximo al túnel del Negrón  que separa Asturias de León, en pleno Parque Natural de Las Ubiñas /La Mesa, una zona reconocida también como Reserva de la Biosfera, se originó de forma intencionada en numerosos puntos.

Hay que recordar que las condiciones eran de riesgo elevado de incendio en esas fechas en esa zona, circunstancias que no arredraron al autor, sin duda algún “jardinero del paisaje” en plena campaña, tratando de convencerse a sí mismo de ser el mayor defensor de la naturaleza. 


El fuego, afectó a más de 23 hectáreas de una zona de alto valor ecológico por formar parte de un área trascendental para la conservación del Oso Pardo Cantábrico, donde la conexión entre las poblaciones occidental y oriental se ve seriamente afectada por las vías de comunicación con la Meseta, por lo que estos plantígrados deben utilizar estos parajes para sus desplazamientos.

Como puede observarse en la fotografía, se está produciendo una importante regeneración natural y abedules, hayas, serbales…etc, están volviendo a cubrir las laderas que un día dominaron. Un terreno que, tras generaciones de aprovechamiento intensivo vuelve, poco a poco a su estado natural sin intervención humana alguna.

La naturaleza realiza por sí sola una labor sin que sea preciso realizar elevadas inversiones en plantaciones de dudoso resultado para recuperar zonas degradadas. Tan solo hace falta no interferir en ese proceso, el propio monte se recupera si se le permite. 

Esperemos que la Dirección General de Política Forestal, continúe con su acertada disposición a promover el acotamiento al pastoreo del terreno quemado  durante varios años, para evitar una mayor degradación del mismo y favorecer su regeneración. 

lunes, 31 de agosto de 2015

Dos intentos de agresión a los Agentes del Medio Natural en el mes de agosto

El pasado mes de agosto dos Agentes del Medio Natural fueron objeto de agresiones y amenazas en el ejercicio de su función de custodia del medio natural.

La primera de ellas tuvo lugar en Llanes, en el Monumento Natural de la Playa de Gulpiyuri, cuando un Agente intentó identificar a una persona que se encontraba acampada en el lugar, una actividad prohibida en el espacio protegido.  El individuo se negó a identificarse y, tras recoger la tienda de campaña se dio a la fuga en su vehículo con el que intentó atropellar al Agente.

Posteriormente fue identificado y se realizó la pertinente denuncia ante la Fiscalía por atentado a un Agente de la Autoridad.

El segundo caso tuvo lugar en el Concejo de Cangas del Narcea cuando un Agente del Medio Natural que realizaba una inspección de una res muerta, supuestamente por un oso, comunico al propietario que no encontraba indicio alguno del ataque del plantígrado. En ese momento fue objeto de insultos, amenazas de muerte e intentos de agresión por parte de los miembros de la familia propietaria de la res.

Como en el primer caso, a través de los Servicios Jurídicos de la Consejería de Agroganadería se presentó denuncia en la Fiscalía por insultos, amenazas e intento de agresión.

Desde AGUMNPA queremos mostrar nuestra preocupación por las numerosas ocasiones en que los Agentes del Medio Natural son objeto de agresiones, amenazas e insultos, así como los actos vandálicos contra los vehículos que utilizan, pinchazos y quema de un vehículo recientemente en Quirós.

En todos los casos, estas actuaciones se producen sobre Agentes que desarrollan su trabajo en solitario, en zonas aisladas y sin ningún tipo de material de autoprotección.  Desde AGUMNPA queremos denunciar la indefensión con que los Agentes del Medio Natural desarrollan, como Agentes de la  Autoridad  y Policía Administrativa Especial,  su trabajo que implica enfrentarse a infractores o delincuentes medioambientales (pescadores y cazadores furtivos, incendiarios….), en la mayoría de los casos en solitario y ningún mecanismo de defensa.
   Pincha sobre la imagen para ver la entrevista en la RTPA           


Por ello, pedimos a la Administración que establezca los servicios de vigilancia en parejas, al menos cuando se prevean situaciones conflictivas, y se dote a los Agentes de equipos de autoprotección (guantes anti-corte, sprays de defensa,…) acordes con las tareas que están desarrollando, con el fin de evitar las, lamentablemente, habituales agresiones de que son objeto. 




miércoles, 8 de julio de 2015

El trabajo de la Guardería molesta


Ataque a los vehículos de la Guardería

El pasado 28 de marzo de 2015 apareció quemado en el concejo de Quirós un vehículo de la Guardería del Medio Natural del Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa. El suceso se produjo cuando unos desconocidos abrieron el coche y dejaron una caja de cerillas encendidas dentro, provocando que el interior del vehículo se calcinara casi por completo. El todoterreno afectado, estacionado en un aparcamiento de Bárzana de Quirós, en las proximidades de la oficina del Parque Natural, fue descubierto por un Guarda del Parque, quien puso los hechos en conocimiento de la Guardia Civil.

Desde la Asociación profesional de Guardas del Medio Natural (AGUMNPA), queremos denunciar estos hechos, que sorprendentemente no han trascendido a la opinión pública, pese a haber enviado una nota de prensa y una carta al director del diario La Nueva España, algo verdaderamente extraño habida cuenta del interés que en general en ese periódico, suscitan los hechos relacionados con la conservación de la naturaleza. Más grave aún es que nadie de la Dirección General de Recursos Naturales se pusiera en contacto con los funcionarios adscritos al concejo de Quirós, interesándose por su seguridad, como si hechos de esta naturaleza hubieran de ser aceptados con total normalidad. Algo que desgraciadamente suele ser habitual cada vez que se producen actos que buscan amedrentar a los funcionarios que velan por la conservación del medio natural. 

Hace más de un año, se produjeron unos hechos similares en el concejo de Lena, cuando uno o varios desconocidos llegaron a rajar más de 20 ruedas de varios vehículos de la Guardería del Medio Natural del Parque, estacionados en Pola de Lena. En aquella ocasión, tampoco ningún superior jerárquico de la Dirección General de Recursos Naturales mostró la más mínima intención siquiera de interesarse por estos hechos, al parecer irrelevantes para ellos.

La aparición de un lobo colgado de una señal en el Concejo de Lena hace un par de meses generó un razonable revuelo y provocó una lógica indignación. Sin embargo, unas acciones realizadas por delincuentes del mismo pelaje con el fin de amedrentar a la Guardería del Medio Natural no deberían ser ocultadas a la sociedad, que es al fin y al cabo quién paga con sus impuestos estos vehículos, y quién debería así conocer de primera mano la verdadera naturaleza de aquellos a quienes el trabajo de la Guardería parece molestar. Tal vez de esta manera se pueda exigir a las personas responsables de velar por la seguridad de la Guardería, un cambio en su política de absoluta pasividad ante estos hechos, enviando un mensaje claro de firmeza frente a quienes consideran los recursos naturales como algo no sujeto a la ley, y de refuerzo de la confianza en los Guardas que deben evitarlo. Algo que desgraciadamente hoy no ocurre.

miércoles, 3 de junio de 2015

Cuantiosa condena por incendio forestal tras investigación conjunta de Axentes de la BIIF de Lugo y Guardas de la Bripa de Asturias.

Casi medio millón de euros en indemnizaciones.
   
        El pasado 29 de mayo, se celebró la vista en el Juzgado de lo Penal número uno de Oviedo por el incendio que en agosto de 2012 arrasó 240 hectáreas de monte entre los concejos de Ibias (Asturias) y Navia de Suarna (Lugo).  Para ello resultó fundamental el informe conjunto emitido por Axentes de la BIIF de Lugo y Guardas del Medio Natural de la Bripa de Asturias, y que establecía que el origen del fuego se encontraba en una negligencia en el uso el uso indebido de un ahumador utilizado para sacar la miel de unas colmenas.

Los dos acusados, vecinos de Ibias, donde se inció el fuego, se enfrentaban a una pena de 8 meses de prisión y a una indemnización próxima al medio millón de euros. Solo en la extinción se gastaron más de 332.000 euros al tener que movilizarse cinco helicópteros, 7 agentes forestales, 20 brigadas de tierra, 11 vehículos contra incendios y medios del Ministerio de Agricultura.

El fiscal relataba en su escrito de acusación que, tras extraer la miel e infringiendo las más elementales normas de cuidado, dejaron el ahumador encendido junto a una colmena, lo que junto a las condiciones climatológicas provocó que se generara un incendio al poco de marcharse

Finalmente, la Fiscalía retiró la acusación a uno de los acusados, mientras que el otro. aceptó una pena de seis meses de prisión por un delito de incendio forestal por imprudencia grave, una multa de 1.080 euros y el pago de las indemnizaciones previstas a Bomberos de Asturias, Principado, Xunta de Galicia y Ministerio de Agricultura, que suman más de medio millón de euros.

Según explicó el abogado defensor, al carecer de antecedentes penales, el condenado no ingresará en la cárcel. Tampoco hará frente a la deuda ya que es «insolvente», lo que se conoció tras las averiguaciones patrimoniales llevadas a cabo por la Fiscalía.
p>  

martes, 5 de mayo de 2015

Asturias logró en cinco años 31 fallos condenatorios por delitos de medio ambiente

Las denuncias de los agentes forestales asturianos lograron 31 fallos condenatorios de los tribunales de justicia en los últimos cinco años por delitos contra el medio ambiente, la mayoría de ellas por delitos, concretamente 22, por casos de incendios.


Así lo han explicado a Europa Press fuentes de la Asociación Profesional de Guardas del Medio Natural de Asturias (Agumnpa), que está defendiendo el valor del trabajo de este colectivo (240 efectivos en la comunidad autónoma) frente a la nueva ley de montes. La organización alerta de que la normativa pretende "eliminar de un plumazo la competencia de los agentes en materia de delitos medioambientales". 

Además de los delitos de incendio, el trabajo de los guardas ha cosechado cuatro fallos por utilización de métodos de caza ilegales (lazos de acero), tres por delitos contra la ordenación del territorio (entre ellos el que condenó al alcalde Ponga, Cándido Vega, por desobediencia tras el arreglo de unos caminos), y uno por vertidos tóxicos al río Pinzales. 

El presidente de Agunmpa, Manuel Fernández, ha mostrado esta semana su preocupación por que la nueva ley frene todo este trabajo. En un comunicado, la asociación explicaba que la norma señala, en su artículo 58 que "las actuaciones como policía judicial genérica de los agentes forestales se limitaran a efectuar las diligencias de prevención y actuarán con carácter auxiliar de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que elaborarán el correspondiente atestado a quienes darán conocimiento de cuando hubiesen practicado, poniéndose a su disposición". 

"Se reconoce 'de facto' su competencia (de los guardas) para actuar ante un posible delito medioambiental, para detectarlo y para realizar las diligencias oportunas aunque, llegados a este punto, la modificación propuesta determina que deberán inhibirse y poner la información obtenida a disposición de otro cuerpo, y no continuar con la investigación, como sucede actualmente, hasta ponerla finalmente a disposición de los tribunales", ha denunciado públicamente Agumnpa. 

La asociación niega que existan problemas de competencias o duplicidades entre los Agentes Forestales y la Guardia Civil, "puesto que están perfectamente claras las funciones de ambos, en este caso el mantenimiento del orden público y en aquel la custodia y protección de los recursos naturales de nuestro país". 

Así, recuerda que la Guardería medioambiental asturiana "desarrolla su trabajo 365 días al año en el medio natural, conoce el territorio, a quienes lo habitan y las principales amenazadas para el medio, y es, hoy por hoy insustituible en una función que está desarrollando con rigor y profesionalidad, como prueban los resultados de su trabajo salvo que, desde luego, se persiga un interés ajeno a la efectiva protección del medio ambiente".

viernes, 13 de marzo de 2015

Ganadero condenado por un incendio gracias a la labor de las BRIPAS

Ya es la cuarta sentencia en Asturias por incendio en lo que va de año.

Una nueva sentencia se suma a las otras tres que ya se han dictado en 2015, en base a las labores de vigilancia e investigación llevadas a cabo por la Guardería del Medio Natural del Principado de Asturias.

En la ladera afectada ya se pueden apreciar afloramientos rocosos.
En este caso, se trata de un incendio acaecido en septiembre de 2013, en un monte de Laviana, donde un ganadero quemó más de 16 ha con objeto de regenerar pastos para el ganado, en una ladera con un 70 % de pendiente, con importante riesgo de erosión, donde ya se aprecian los efectos de la erosión, por haber ardido varias veces en los últimos años. Se le condena a 6 meses de prisión, así como al pago de unos 8.200 euros en concepto de indemnizaciones y multa.

Todo el proceso de investigación, tanto la prueba material como la personal (toma de manifestación a los testigos) fue llevado a cabo en exclusiva por los Guardas de la BRIPA (Brigada de Investigación de Incendios del Principado de Asturias). Otra actuación que de salir adelante la Ley de Montes, no pudiera haber terminado con el mismo final.


lunes, 9 de febrero de 2015

Una nueva especie de liquen llevará el nombre de un Guarda forestal de Muniellos

Xylographa lagoi, está dedicado al Guarda Manuel Lago, asesinado en la reserva natural de Muniellos a manos de de cazadores furtivos en agosto de 1980.


El pasado 5 de febrero, el CSIC dio a conocer la existencia de una nueva especie de liquen, tras haberse
publicado en la monografía Symbolae Botanicae Upsalienses, que revisa el género a nivel mundial, .

Y es que Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y de la Universidad austriaca de Graz descubrieron su existencia en 2009 y, hasta el momento, no se ha encontrado en ningún otro lugar.

Creemos que se trata de una especie ligada al microhábitat de los bosques maduros en buen estado de conservación, como los que crecen en la reserva asturiana de Muniellos", explica Sergio Pérez Ortega, investigador del MNCN, quien añade que “con esta especie hemos querido hacer un homenaje a Manuel Lago, que defendió con su vida estos bosques. Así su nombre quedará ligado a la reserva”.

Y es que el 16 de agosto de 1.980, el Guarda de Muniellos Manuel Lago, más conocido como “Chiquito”, fue abatido a tiros por unos furtivos a los que había dado el alto tras haberlos sorprendido llevándose un corzo. De los tres imputados, sólo uno de ellos, menor de edad, fue condenado al autoinculparse a sabiendas de que al ser menor de edad, la condena iba a ser más pequeña. 



miércoles, 28 de enero de 2015

El buen trabajo de la Guardería del Medio Natural consigue resultados en la lucha contra los incendios

17 sentencias condenatorias en  los juzgados asturianos en el 2014.


Incendio de Pravia de Noviembre de 2011, cuyo autor fue condenado en 2014.
 El trabajo de vigilancia e investigación llevado a cabo por la Guardería del Medio Natural en Asturias a lo largo de las pasadas campañas permitió poner a disposición de los tribunales a los responsables de 17 incendios forestales en 2014.

    Buena prueba del riguroso trabajo llevado a cabo por la Guardería es el hecho de que ninguna de los juicios celebrados concluyo con resultado absolutorio para los acusados.

     Tres de las personas denunciadas fueron interceptados e identificados por Guardas del Medio Natural tras ser vistos prendiendo fuego en terreno forestal. Los tres casos tuvieron lugar en los meses de Febrero y Marzo cuando se produce la mayor cantidad de incendios en Asturias. El resto de las acusaciones se basó en el trabajo llevado a cabo por los Guardas del Medio Natural de las Brigadas de Investigación de Incendios (BRIPAS). Una ardua labor policial y de investigación permitió reunir suficientes indicios y pruebas para fundamentar la acusación de la Fiscalía y la consiguiente sentencia condenatoria.

     Desde AGUMNPA queremos destacar que las referidas actuaciones no habrían podido llevarse a cabo si estuviese en vigor la propuesta de modificación de la Ley de Montes presentada por el Gobierno en la que se pretende impedir a los Agentes Forestales la investigación de delitos contra el medio ambiente declarándolos auxiliares de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.
    


 La consecuencia inmediata de la aprobación de esa ley sería que muchas de estas actuaciones delictivas  quedarían sin condena, ya que impediría que los 250 Guardas del Medio Natural que hay en Asturias pudiesen investigar delitos medioambientales en beneficio de otros cuerpos con una menor especialización.


     Por ello desde nuestra asociación queremos mostrar nuestro más profundo rechazo a la modificación de la citada ley de montes para que la Guardería del Medio Natural pueda seguir desarrollando con eficacia su trabajo de protección de la naturaleza como viene haciendo hasta la fecha.

lunes, 5 de enero de 2015

Entrevista al Presidente de AGUMNPA en LNE

25 años protegiendo el Medio Ambiente. Manuel Fernández Fabián (Piloña, 1959) es Guarda del Medio Natural del  Principado de Asturias desde hace casi 25 años. Desde hace tres años, es presidente de la Asociación de Guardas del Medio Natural del Principado de Asturias (Agumnpa), un colectivo que aglutina a 52 profesionales y que defiende los intereses del grupo.

A la hora del vermú del día de Navidad, Manuel Fernández Fabián (Piloña, 1959) está en el monte, trabajando. "Aquí no se para", dice con naturalidad, con la de quien lleva casi 25 navidades como guarda rural en Asturias. Fernández Fabián preside desde hace tres años la Asociación de Guardas del Medio Natural del Principado de Asturias (Agumnpa), un colectivo que agrupa a 52 de los 240 guardas rurales que existen en la región. Responde con amabilidad y contundencia y dice que su trabajo no se valora, que urge un cambio de modelo en la gestión del Medio Ambiente y que se sienten olvidados por el Principado.


¿Tan mal están?
Es un problema de organización. El papel que desarrolla la guardería aquí, en Asturias, está mal planteado. No hay ningún tipo de dirección unificada o centralizada que coordine y administre los recursos. El personal está distribuido en tres consejerías y cuatro direcciones generales. Nuestra tarea principal es vigilar y proteger el medio ambiente, los recursos naturales. Y esa tarea no la estamos cumpliendo.

¿Está mal vigilada la Naturaleza en la región?
Sí, porque entendemos que se priorizan otras funciones a la de vigilancia. Hoy en día estamos más para otras tareas como acompañar en cacerías o permisos de cortes. Que no decimos que no tengamos que hacerlas, pero nunca deben ser prioritarias. Por ejemplo: en épocas de máximo riesgo de incendios no hay garantizada la presencia de la guardería en el monte. No hay un operativo a tal efecto. Y eso es grave.

En el último año no hubo incendios.
Las estadísticas de incendios no se pueden desligar de la meteorología. El año pasado no hubo porque las condiciones meteorológicas no lo permitieron. La gente, en cuanto tiene ocasión, prende todo lo que puede. Este invierno parece que va a venir seco y me temo que volveremos a hablar de este tema.

¿Por qué dice que está mal vigilada la Naturaleza?
Por la dispersión. No hay nadie que coordine. Ahora mismo, puede ocurrir que se junten varios guardas en la misma zona, en el mismo monte y en la misma finca. Y en otros sitios no haya nadie. Hay falta de organización.

¿Y eso cómo se soluciona?
Lo que nosotros reclamamos es que se impulse una ley específica que establezca las funciones. Que haya una estructura de organización, una demarcación territorial, que haya un plan de integración en el 112, que se fijen los horarios. Nosotros trabajamos con el horario de cualquier administrativo y el monte hay que cuidarlo, si no las 24 horas, al menos desde que amanece hasta que anochece. Que haya uniformidad, en definitiva.

¿Eso en otras comunidades es así?
Hay muchos modelos en los que nos podemos fijar, como Cataluña o Madrid.

¿Siente que se les reconoce su labor?
No. Nos sentimos olvidados por el Principado. Cuando acudimos a hablar con ellos hay indiferencia, y a veces despecho.

¿Por qué lo dice?
Incumplen decretos de uniformidad. Para conseguir un tipo de ropa tuvimos que presentar una demanda. Nuestros responsables no sólo no nos reconocen, sino que parece que son nuestros enemigos. No están capacitados para coordinar la gestión de los recursos naturales. Su modelo está agotado porque no se está protegiendo la naturaleza y tampoco se desarrolla la máxima de que la ciudadanía tiene derecho al medio ambiente.

¿Se necesitan más guardas?
No decimos que haga falta más gente, sino que se optimice el personal que hay. Somos funcionarios y cobramos de los impuestos. Pedimos trabajar mejor. Hoy liarla en el monte, desgraciadamente, no es difícil.

¿Hay mucha picaresca en el monte asturiano?
Mucha picaresca y muchas cosas más graves. Acciones furtivas, por ejemplo. No es generalizado, pero las hay. Y tenemos que estar ahí para evitarlas o identificar a los causantes.

¿En Asturias se respeta el monte?
De las multas se aprende y no se olvidan. Pero tenemos que estar más encima. Nosotros, los guardas, tendríamos que ser una figura familiar en el monte y que la gente vea que estás ahí detrás no para denunciar a nadie, sino para defender a la Naturaleza de la acción de alguno.

¿Cuáles son las infracciones más habituales actualmente?
Estoy en el servicio forestal y lo que veo son personas que provocan incendios. Pero también colocación de lazos de acero.

Ahora está el asunto de los supuestos dobles cobros de los ganaderos por daños del lobo. ¿Qué valoración hace de eso?
A veces son bolas que tampoco son para tanto. Creo que son más cuestiones administrativas que de picaresca. Algún caso habrá, pero no creo que sea generalizado. Por lo que yo he llegado a saber, no tiene tanta relevancia.

Hay voces ecologistas que dicen que, a veces, los guardas son compinches de los propios ganaderos.
Hay rumores de eso, pero yo no conozco ningún caso. Si hay algún compañero que está manchado con eso, la justicia deberá depurar la responsabilidad pertinente. Pero ya le digo que no conozco ningún caso.

En marzo denunciaron "descontrol" en los pagos de los daños del lobo.
El descontrol viene de no depender de ninguna dirección centralizada. Desde entonces poco se hizo para intentar tener un control más claro sobre el problema. Nosotros no sabemos si, ante un daño de lobo, se paga mucho, regular o poco o si se paga rápido o lento.

¿El problema del lobo tiene solución? ¿Ecologistas y ganaderos se entenderán algún día?
Es un asunto sensible. Pero que la cosa esté así demuestra que hay una carencia de directrices claras en la gestión del Medio Ambiente en Asturias. La Naturaleza hay que gestionarla como un todo y el lobo forma parte de ese todo y cumple una función. Los gestores deben tener eso claro y luego saber articularlo con actividades como la ganadería. Lo que tampoco puede ser es que un sector como el ganadero, con todos los derechos, echen el ganado en una zona que se lo come el lobo. Estamos a favor de una ganadería respetuosa con la ley.

Daños siempre habrá.
Sí, pero hay que aspirar a reducirlos. No es normal que se esté generando un gasto como el que se está generando en daños del lobo. Eso es que algo se está haciendo mal. Todo esto hay que resolverlo de forma científica, alejados de las cuestiones políticas. En algunas zonas de Estados Unidos, cuando un oso entra a alguna zona y se demuestra científicamente que es peligroso o puede causar graves daños, se le pega un tiro, y siguiente pregunta. Eso puede gustar más o menos, pero son criterios claros.

El Ministerio de Medio Ambiente ultima un protocolo que contempla precisamente que se puedan sacrificar osos peligrosos.
Es una cuestión técnica que puede estar planteada en su justa medida. Las normas deben basarse en criterios técnicos, no políticos. Si el criterio es claro y apoyado en base científica, está bien. Debe haber normativas que no sean ambiguas. Aquí, en el medio ambiente hablamos más rato del lobo, por ejemplo, que del propio medio ambiente. El lobo encierra intereses partidistas.

Pues asoman elecciones.
Tendremos al lobo en primera línea otra vez porque toca jalear.

¿Lo ve como una especie cinegética?
A lo mejor puede ser o a lo mejor no, pero siempre debe analizarse con criterios científicos.

Hace semanas murió un oso durante un traslado en Palencia.
Los técnicos hicieron lo que pudieron para sacar adelante a aquel animal, pero eso demuestra otra carencia, que no puede no haber en Asturias un centro especializado y localizado, que atienda a un protocolo, para cuando ocurran casos así. El oso en la región sigue en peligro de extinción y debería tomarse más en serio ahora que va recuperando poco a poco población.

La necropsia concluyó que aquel ejemplar murió por las lesiones producidas por un ataque de otro animal.
Es perfectamente natural que eso haya podido pasar. Lo que hay que tener es un centro con capacidad para atenderle, no un garaje improvisado.

En los últimos meses se han destapado supuestos casos de furtivismo como el descubierto en la zona de Quirós.
No sé en el caso concreto, pero Quirós siempre fue una zona caliente para los guardas y el futurismo.