miércoles, 27 de noviembre de 2013

El Papel de la Guardería del Medio Natural en los Controles de Población


Cada vez resulta más habitual la crítica desde ciertos ámbitos de la sociedad hacia el colectivo de Guardas del Medio Natural con motivo de los controles de población autorizados por el Principado de Asturias y que son ejecutaos por miembros de este colectivo, siendo habitual la controversia social cada vez que se autoriza uno de ellos y donde la Guardería se ve metida de lleno en el ojo del huracán. 

Desde AGUMNPA quisiéramos aclarar en primer lugar que dentro de las funciones y competencias encomendadas a la Guardería del Medio Natural se encuentra la realización de los controles de población autorizados por el Principado de Asturias, competencia por cierto, otorgada por ley. Por tanto, los controles de población son una obligación de la que ni podemos ni debemos renegar y mucho menos negarnos a hacer. En base a ello, desde el punto de vista profesional, los controles de población llevados a cabo por los Guardas del Medio Natural, siempre y cuando se realicen legalmente (autorizados por la correspondiente Resolución y cumpliendo las condiciones que esta marca), NO merecen reproche alguno hacia los miembros de este colectivo. Independientemente de la opinión personal que cualquier ciudadano pueda tener sobre los controles de población, bien sea de lobo, cormorán o cualquier otra especie, desde AGUMNPA entendemos que no se les debería de poner reparo alguno, ya que es una de las herramientas de que dispone la Administración para la gestión de los recursos naturales.

Desde distintos colectivos (ganaderos, pescadores, cazadores…) se viene instando habitualmente a la Administración a poner en marcha controles de población de algunas especies, pero bueno es recordar que los grupos conservacionistas también lo hacen. Por ejemplo, reiteradamente se ha pedido que cuando deban realizarse controles de lobo, estos sean llevados a cabo por la Guardería del Principado como garantía de legalidad de los mismos; o como hace algunos años cuando la Coordinadora Ornitológica de Asturias solicitaba controles de venado para proteger al urogallo; lo mismo ocurre con el control de jabalí en Zonas de Seguridad, Refugios de Caza, etc, donde en algunos casos esta especie puede representar problemas de seguridad pública y en los que nadie o casi nadie cuestiona el papel de los Guardas y los controles que llevan a cabo. 

Por otro lado, en nuestra Asociación somos conscientes de que la Consejería competente, para dar satisfacción a las exigencias poco o nada fundamentadas de colectivos que ejercen gran presión, ha convertido lo que debería de ser una herramienta de gestión en un arma política. Creemos que en este desenfoque está buena parte del origen de los conflictos que surgen y nos preocupa sobremanera porque puede afectar seriamente la imagen de nuestro colectivo. AGUMNPA considera que los controles de población deben ser autorizados amparándose en informes técnicos rigurosos, ajenos a la presión social o política, y que igualmente, esa información se clara y accesible al ciudadano, para que se pueda conocer motivadamente el cómo y el por qué de los mismo.

Somos 250 Guardas en el Principado de Asturias. Fácilmente se deduce que cubrimos un amplio aspectro en cuanto a conciencia ecológica tal y como ocurre con el resto de la población, habiendo Guardas a favor y en contra de los controles. En cualquier caso, poner de manifiesto que buena parte de los Guardas del Principado de Asturias tienen una marcada vocación conservacionista. Por ello, a la hora de realizar un control de población, muchos miembros de la Guardería del Principado se ven en la disyuntiva de tener que elegir entre lo profesional y lo moral, un dilema entre “el sentido del deber” del buen profesional y “la libertad de cátedra” que aconseja la ética. 

Por todo lo expuesto anteriormente, resulta del todo exagerado y gratuito insultar y/o difamar a la Guardería por participar en controles de población. Si alguna crítica hay que hacer, le corresponde directamente a las organizaciones interesadas tirar de ese carro y dirigirse directamente a la Administración impulsora de los mismos. No obstante, en una sociedad que camina inevitablemente hacia un modelo con un mayor protagonismo de la conservación, entendemos que el papel de la Guardería tiene que ser un referente. En ese contexto, nuestra Asociación apoya y apoyará todas las iniciativas que persigan una gestión más técnica, más legal y por tanto, más justa.