lunes, 1 de julio de 2013

Reconocimiento al fiscal Joaquin de la Riva



Para cualquiera de los integrantes del colectivo de la Guardería del Medio Natural, el paso por la Fiscalía del Medio Ambiente de Joaquín de la Riva Llerandi marca un antes y un después en su actividad en relación con los delitos medioambientales.
Los más veteranos recordarán fácilmente hace 20 años, cuando eran citados a declarar en cualquiera de los Juzgados Comarcales, léase Cangas de Narcea, Pola de Lena …etc, tras la interminable espera en los viejos pasillos de madera. la sensación de estar allí a título personal, habida cuenta de la falta de apoyo por parte de nuestra propia administración, y no debido a nuestra condición de Agentes de la Autoridad en el cumplimiento de las funciones que tenemos atribuidas.
 
Con la llegada de Joaquín las cosas empezaron a ser diferentes. Con nuestra propia administración mirando hacia otro lado cuando la Guardería se veía implicada en delitos medioambientales él nos hizo darnos cuenta de la importancia, de nuestro trabajo en el posterior procedimiento judicial. El valoró nuestra labor como nadie y nos transmitió confianza a la hora de trabajar y a la hora de declarar públicamente confiando sin reservas en la profesionalidad de la Guardería- Que le pregunten a los miembros de las Brigadas de Investigación de Incendios cuya labor apoyo sin respiro y sin cuyo respaldo no habría sido posible.
 
Al otro lado del teléfono siempre estaba dispuesto a aclararnos la manera de actuar en situaciones complicadas y a respaldarnos de forma oficial si fuera preciso, pues tenía y tiene muy claro que la condición de policía judicial genérica que la legislación confiere a la Guarderia del Medio Natural está fuera de duda.
 
Ante situaciones de amenazas, incluso de agresiones siempre nos hizo llegar su apoyo y nos transmitía la serenidad,tanto como  firmeza para tener clara que en nuestro oficio, en ocasiones, hay que hacer honor al uniforme que vestimos y soportar lo que toca en la certeza de que finalmente se impondrá justicia y a ese fin dedicaba su trabajo con entrega y lucidez extraordinarias.
El paso de Joaquin de la Riva por la Fiscalía del Medio Ambiente, mal que le pese a alguno, supuso el fin del, como a el le gustaba decir en los alegatos finales ,”tira que libras”, que resumía  la impunidad con la que, hasta ese momento, se cometían delitos contra el medio ambiente.
Comentaba con humor. el otro día Joaquín, a las puertas de la sala de vistas una pintada que había visto  en una excursión por Ponga: “Fiscal, capullo, Ponga no ye tuyo”. Que no se preocupen los improvisados “grafiteros”, el fiscal no se confunde, que no lo hagan ellos pensando que ha servido otros intereses que los de la comunidad incluyéndolos a ellos.
 
Resulta lamentable que desde la administración y la sociedad asturiana no se le haya rendido públicamente el merecido reconocimiento por el trabajo realizado, la otra lectura es que la ausencia del mismo suponga un reconocimiento aún mayor del mismo  por cuanto ha actuado desde la independencia sin servir otra causa que la que correspondía a su cargo, esto es, la de la justicia.
En nombre de quienes integramos AGUMNPA y, sin duda, de muchos integrantes de nuestro colectivo nuestro sincero agradecimiento por tu trabajo y los mejores deseos para tu nueva etapa profesional.