domingo, 4 de noviembre de 2012

Reunión de AGUMNPA con el Director General de Política Forestal


El pasado martes día 30 de octubre, nos reunimos en Oviedo con el Director General de Política Forestal José Antonio Ferrera Rubial. Representando a AGUMNPA, estaba el Presidente Manuel Fernández Fabián y los asociados Luis Manuel Alonso Cuetos y Miguel Garrido Bayos.

Pasamos a continuación, a hacer un resumen de lo tratado en dicha reunión sobre los distintos temas que le planteamos al director:
  • Se hizo una pequeña presentación de la asociación así como los fines que ésta persigue, dejando claro nuestra intención de colaborar en todos aquellos asuntos que nos afectan y que cuenten con nuestra opinión.
  • Se planteó nuestra idea de que el colectivo debe estar unificado, tanto en medios como en personal. El Director General está de acuerdo  ya que entiende que es una forma de optimizar recursos. Incluso opinó que deberíamos de depender  todos directamente de  Secretaría General Técnica. También está de acuerdo en establecer un marco legal para que todo el personal vaya vestido de igual forma.
  • Manifestamos nuestra preocupación de que La Guardería careciese de una regulación de horarios propia que tenga en cuenta la singularidad de nuestro trabajo, pues actualmente estamos regidos por el decreto de horarios general y esto puede plantear problemas de cara a actuaciones fuera de este horario. El Director General argumenta que esto ya viene de hace mucho tiempo, que las actuaciones son de carácter voluntario y que en la coyuntura actual, la sociedad no iba a aceptar un esfuerzo que supusiese un incremento de gastos y que él en ningún caso iba a apoyar un cambio en este tema.
  • De los incendios forestales, le manifestamos que la asociación proponía un incremento y regulación de las labores de prevención, pues opinábamos que salía más barato a largo plazo que los cuantiosos gastos en extinción. El Director comparte esta idea, incluso dijo que deberíamos estar fuera del INFOPA e invertir ese esfuerzo en realizar vigilancia preventiva.
  • Sobre la potenciación de la condición de policía judicial, El Director no ve ningún problema que si un juez o fiscal pide nuestra colaboración en el esclarecimiento de un delito, actuemos como tal.
  • Sobre el vestuario, El Director dice que este año se priorizó la compra de un anorak y unas botas por entender que era más necesario. Para el año que viene no se sabe el dinero que se va a tener disponible, de todas formas opina, que la partida presupuestaria para la compra de vestuario es muy elevada y que se va a estudiar la misma para racionalizar el gasto. Le manifestamos que llevamos años arrastrando un déficit de vestuario con respecto a lo que contempla la resolución existente de dotación de prendas y periodicidad de adquisición. Para finalizar este apartado, el director nos comenta  que él está en contra de que la guardería lleve uniforme como cuerpo civil que es.  Ya en los años 80 se opuso a ello pues entendía que los uniformes infundían miedo al ciudadano dada la cercanía aún de la dictadura. Para él sería  suficiente  una acreditación que reflejara la condición de Guarda sin necesidad del uso del uniforme .Se le dijo que diversas leyes sectoriales y resoluciones, contemplaban la obligatoriedad de usar uniforme en el ejercicio de nuestras funciones, también podría ser motivo de invalidación de nuestras actuaciones de cara a un proceso penal, si no vamos debidamente uniformados.
  • De la información a los guardas denunciantes de la resolución de las denuncias, entiende que no ve necesario informar de todas ellas, pues se podría caer en el cotilleo. De todas formas,  si puntualmente fuese imprescindible para el desarrollo de nuestro trabajo, siempre se podría llamar para que nos ofrecieran dicha información.
  • Se le preguntó por el caso del proceso penal al Alcalde de Ponga por delitos contra el medio ambiente a raiz de una denuncia de la Guardería de los que resultó absuelto y cuya sentencia no se recurrió  por parte del Principado. El Director manifiesta que ya no depende de él promover dicha actuación. En cuanto a la situación en que queda el compañero cuyo trabajo no es respaldado por la administración de cara a la ciudadanía, manifiesta que “el cumplíó con su obligación” y que el posible malestar que pudiera sentir entra dentro de nuestro trabajo.
  • En caso de insultos o amenazas a algún Guarda del Medio Natural, se le pidió que por parte del Principado se agote la vía judicial en caso de sentencias absolutorias. Responde en los mismos términos, opinando que nuestro trabajo termina al denunciar los hechos y que no deberíamos ir más allá, dando a entender que tampoco está por la labor de defender nuestra condición de Agentes de la Autoridad frente a las agresiones que se sufren  y cambiar la  línea de actuación de la administración. Creemos que no se está mucho o nada por esa labor.
  • Por parte se planteó una duda sobre si, en caso de observar un supuesto delito, los guardas podríamos ponerlo directamente en conocimiento de lo jueces o fiscales, tal como contemplaba una antigua instrucción de Secretaría General Técnica. El Director nos expresa su idea de que, como integrantes de una organización que somos, las denuncias debemos de presentarlas todas en La Consejería y que desde allí se envíen al Fiscal las que se juzguen pertinentes. No ve problema en que enviemos una copia al Fiscal o que en la denuncia se refleje la petición de que se envíe una copia al Fiscal.
  • Finalmente el Director nos preguntó nuestra opinión sobre los acotados al pastoreo, todos entendimos que podía ser una medida positiva, si se mantiene en el tiempo y pendiente de ver la evolución  en las distintas zonas. Considera que se debe de mantener una actitud al respecto de “cierta tolerancia” con los infractores (Avisar a los dueños del ganado antes de denunciar)  y evitando relacionar dichos acotamientos con los incendios que dieron lugar a los mismos.